martes, 14 de marzo de 2017

Peratallada (Gerona), un viaje al Medievo




Rodeada de prados verdes, campos de cultivo y viñas, esta pequeña localidad del Bajo Ampurdán se ha convertido en uno de los enclaves más importantes de Cataluña en lo que se refiera a arquitectura medieval. Declarada bien cultural de interés nacional, conserva su antiguo aspecto feudal con sus calles estrechas y tortuosas, numerosos entrantes y salientes y defendida por un gran foso excavado en la roca. La Edad Media ha dejado para siempre su impronta en todos sus rincones y no deja de sorprendernos su magnífica conservación que hace innecesario seguir ninguna ruta previamente trazada ni consultar ningún plano, sólo dejarse llevar por las sensaciones de estar viajando a otra época. Existen lugares en que lo  extraordinario es estar.    

 






























lunes, 6 de marzo de 2017

Monells (Gerona), una reliquia medieval



   
Construido alrededor de un castillo, este pueblo de la comarca del Bajo Ampurdán conserva todo el misterio del Medievo gracias a la increíble conservación de su casco histórico y está considerado como uno de los más bellos de toda Cataluña. Dividido en dos por un pequeño río, está formado por una sucesión de calles estrechas empedradas que siempre desembocan en una plaza porticada, la de Jaume I. Algunas de estas centenarias arterias están comunicadas por pequeños arcos que hace que sea un placer perderse por su laberinto de callejuelas y disfrutar de la atmósfera medieval. La caída de la noche es también un buen momento para recorrerlo porque su excelente iluminación resalta aún más este conjunto monumental. Por todo ello hoy se ha convertido en un excelente plató para rodar anuncios y películas, entre ellas la reciente “Ocho apellidos catalanes”.  































jueves, 23 de febrero de 2017

Brujas de noche, la ciudad desnuda



Algunas ciudades sacan a relucir sus mejores galas cuando el sol se esconde. Llegan a adquirir un aspecto casi mágico. Brujas no es la excepción y, lejos de la presión turística, esta histórica ciudad presenta una nueva cara cuando todos duermen. Más íntima, silenciosa y misteriosa. En medio de sus luces y sombras se respira la historia porque parece que el tiempo se ha detenido en este enclave que fue uno de los grandes centros comerciales de la Edad Media. Un museo al aire libre bajo la luz de la luna que nos transporta a esa época de esplendor comercial de Flandes.   

Aquí dejamos este reportaje fotográfico de Brujas nocturno e invernal realizado en enero de 2017 con los canales helados.