martes, 31 de agosto de 2021

Mogrovejo, en las montañas cántabras

 


Se trata de una aldea de apenas medio centenar de habitantes situada en el Valle de Liébana, dentro del municipio de Camaleño (Cantabria), muy cerca del municipio de Potes. Tiene un emplazamiento idílico, rodeada de extraordinarios bosques, lugar de inicio de numerosas rutas montañeras y con los Picos de Europa en el horizonte que se vislumbran encima de los tejados de sus casas.  

Sus vecinos han sabido conservar sus tradiciones y su  fisonomía original   por lo que no ha perdido su sabor tradicional y parece un museo en sí mismo, representando un gran ejemplo de arquitectura popular con viviendas de tipo lebaniego y con algunas casonas señoriales de los siglos XVI - XVIII.

En atención a las actuaciones de conservación llevadas a cabo por sus habitantes, ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico,  “Pueblo de Cantabria 2017” y desde 2020 se encuentra en la lista de los pueblos más bonitos de España. Asimismo, dada su similitud con los Alpes suizos, ha sido el escenario elegido para el rodaje de películas, como una trilogía de Heidi.

Su edificio más emblemático, situado en el punto más alto,  es una torre del siglo XIII, asimismo esta aldea alberga el museo de la escuela rural de los valles de Liébana 

























sábado, 24 de julio de 2021

Lucerna, en el lago de los Cuatro Cantones

 


Enclavada en el lago de los Cuatro Cantones, al que también da nombre, y rodeada de montañas nevadas, Lucerna fue escenario de numerosas leyendas, como las de Guillermo Tell, y próxima al lugar donde se estableció la confederación helvética en el siglo XIII. 

Numerosas historias están relacionadas con esta ciudad que ocupa un lugar central en Suiza y que están reflejadas en su histórico puente de la Capilla, el más antiguo de Europa y uno de los lugares más fotografiados. Construido en el siglo XIV sobre el río Reuss, tiene más de 200 metros de longitud y está ilustrado por 111 imágenes en diferentes espacios que se van sucediendo como una película en el techo para contarnos la historia de este enclave. Junto a esta construcción de madera, la torre del agua es un símbolo de la ciudad.

Refugio de los católicos, frente a los reformistas de Zurich, Lucerna tiene una arquitectura medieval con diversos estilos. Su casco antiguo está lleno de colorido y de plazas rodeado por la antigua muralla que conserva las torres defensivas y desde las que se disfrutan magníficas vistas del entorno.

Un poco más alejado del centro, la escultura del león de Lucerna, esculpido en la roca, recuerda un episodio bélico del siglo XVIIII. 

Nuestra visita, en julio de 2021, coincidió con el temporal de lluvias que tanto afectó a zonas de Centroeuropa, especialmente Alemania, y que también alcanzó a Lucerna.

    Por ello la ciudad se preparaba y tomaba medidas para combatir las  temidas crecidas del río que la atraviesa