martes, 30 de marzo de 2021

Llanes (Asturias)

 


 Entre el mar y la montaña, se trata de una pequeña localidad de la costa asturiana, con un típico puerto pesquero al pie de la sierra de Cuera.  Esta villa marinera está especializada en la pesca de la langosta y es también un centro veraniego apacible. Muy recomendable para visitar en un día, para hacer un alto en el camino y respirar aire urbano durante nuestras experiencias montañeras por los Picos de Europa.

En la parte más alta su espléndido parque de altura, el paseo de San Pedro, que disfruta de unas privilegiadas panorámicas de la ciudad, sus acantilados y sus bonitas playas arenosas. Pero uno de los símbolos de la ciudad son los Cubos de la Memoria, bloque de hormigón para proteger el puerto que es obra del pintor vasco Agustín Ibarrola.

También podemos dar una vuelta para conocer los palacios, algunos muy conocidos por el cine, para los veraneos de la aristocracia, así como las mansiones de los indianos.

    Asimismo, desde la localidad podemos recorrer los escarpados acantilados con sus magníficas calas.


















domingo, 28 de febrero de 2021

Potes

 



Un lugar imprescindible en nuestro recorrido por los Picos de Europa en su vertiente de Cantabria y enclavado en un verde valle con el telón de fondo del macizo central de estas elevaciones montañosas.  Ocupa un lugar central en la comarca de Liébana, en un lugar donde se encuentran varios valles y dos ríos y que forman un enclave privilegiado. Esta situación ha determinado su historia y su desarrollo. Actualmente es un lugar turístico y comercial, con un popular mercado semanal y tiene numerosas servicios para montañeros y senderistas.  También ha determinado su clima, que es más cálido que el resto de la región, al gozar de la protección de los macizos montañosos la rodean.

        El recorrido debe llevarnos a  la ribera del río Deva para ver sus viejas casas reflejadas en sus aguas y coronadas por la famosa torre del Infantado, que quizás sea la imagen más repetida de esta ciudad. También es recomendable el paseo pos sus calles porticadas y visitar sus edificios religiosos.

        Y si disponemos de más tiempo hay que recorrer sus callejuelas empedradas y casonas. 


































domingo, 31 de enero de 2021

Monasterio de Santo Toribio de Liébana

 


En los Picos de Europa, a solo dos kilómetros de la localidad cántabra de Potes, se encuentra este histórico monasterio franciscano dentro de un maravilloso entorno. Un lugar de ensueño, respaldado por una espesa ladera de hayedos.

Este enclave religioso se fundó en el siglo VI, pero hasta el siglo IX no se construye la iglesia prerrománica. Sin embargo la actual es del siglo XIII con algunas reformas. Cuenta la tradición que aquí se escondió en el siglo VIII un fragmento de la cruz que había traído de Jerusalén el obispo de Astorga, Toribio. Se puede ver, a distancia, en un camarín situado a la izquierda del templo el crucifijo dorado que conserva en su interior el trozo de cruz.     También en este lugar se retiró el monje Beato, autor de un comentario a la Apocalipsis de San Juan. 

La visita al interior del templo es guiada, aunque en nuestro caso no  pudimos entrar al resto de las dependencias del monasterio. Solo al templo.

Pero se puede hacer una pequeña excursión por un camino que parte junto al monasterio y perfectamente señalizado por los alrededores para estirar las piernas y conocer algunas de las vías de peregrinación. Al mismo tiempo que vamos coronando este  entorno podemos disfrutar de una perspectiva más amplia del conjunto arquitectónico,  descubrir varias ermitas y oratorios que van jalonando el recorrido y disfrutar del paisaje con unas  magníficas panorámicas de este entorno montañoso del valle de Liébana y  del macizo oriental de los Picos de Europa.

Se tiene también la opción de alargar nuestra excursión por el  denominado Camino Lebaniego.